En el emprendimiento online, ésta forma de negocio en la que todos los procesos se realizan por el internet, desde la escogencia de productos, hasta la entrega y la facturación, implica retos muy específicos para asegurar el éxito y la rentabilidad al mediano plazo. Éstos retos están dados por las características mismas del internet y suponen unas prácticas muy especificas para adaptarse a las mismas. Es decir, se trata de entender que el comprador tiene la información de tu negocio y el de la competencia a la mano, en un simple clic. Se trata de ser consciente que se cuenta con 30 segundos (el tiempo de un vistazo de pantalla) para enganchar al internauta y que la velocidad de carga, de pago y de entrega son determinantes en cada transacción online.

¿En qué consiste la rentabilidad de un negocio online?

La rentabilidad no tiene fórmulas mágicas, pero existen algunas formas de hacer las cosas que han sido documentadas por expertos y que consisten en general en:

  • La optimización de la Web se realiza con una frecuencia no superior a 3 semanas, de manera que el cliente será referido por Google al sitio promovido.
  • La tienda digital está al día en inventarios de productos, tiende descripción detallada de las categorías generales y disponibilidad de variada oferta para adaptarse a gustos y perfiles en términos de colores, formas, tallas, etc.
  • La tienda tiene una velocidad de carga optima, y todas las opciones de pago
  • Cada sección de la tienda funciona bien en opción responsive (en inglés) es decir está adaptada a dispositivos.
  • Un plan de mercadeo en Redes sociales ha sido puesto en marcha.
  • Los clientes han sido fidelizados a través de buenas prácticas de calidad y mercadeo.

Cómo potencializar el éxito del e-commerce

El éxito de las grandes marcas, empresas ya posicionadas en internet, se relacionan con el volumen de las ventas, en tanto que las pequeñas y medianas se basan sobre todo en la experiencia de compra.

El e-commerce es un perfecto ejemplo de organización estratégica en el cual cada etapa se planea en función de las opciones ofrecidas por el internet  y las tendencias de navegación que operan en los gustos del internauta. Las mejores estrategias para potenciar tienen que ver con saber leer dichas tendencias por ejemplo:

  • Redes sociales más populares.
  • Personas influyentes (influencers) que pueden referir el producto o utilizarlo para promoverlo.
  • Palabras más comunes para buscar en la red el producto.
  • Cambios en los algoritmos de Google que me ubican en determinada posición en el motor de búsqueda

Encuentra aquí algunos de los artículos mas populares: